El Daily Mirror nos trae al Mourinho más personal (entrevista)

sábado, 27 de septiembre de 2014




Los hombres quieren ser él y las mujeres quieren acostarse con él. No es de extrañar que José Mourinho sea conocido como The Special One.

Habla cinco idiomas, ha ganado siete importantes títulos y ha aparecido en varias encuestas entre los hombres más sexys del mundo. Él incluso se las arregla para estar atractivo con un chándal.

A pesar de esto el técnico del Chelsea, de 51 años, sigue viviendo ajeno a sus hoscos encantos y se encuentra completamente dedicado a su esposa Matilde con la que se casó hace 25 años. Es una lástima.

"Mi esposa confía en mi, me conoce" - dice - "Está conmigo desde que yo tenía 17 años y ella 15, todo es tan claro como el cristal entre nosotros. No tengo vida social. Tengo mi trabajo profesional y tengo mi vida familiar. Yo no soy el tipo de persona que tiene una vida social y me siento muy feliz de ser como soy."

"El secreto de todo es el amor. Si tienes éxito en el fútbol es porque te gusta el fútbol. Si tienes éxito en cualquier trabajo, creo que es porque estás enamorado de ese trabajo y si tienes una familia exitosa es porque hay amor entre unos y otros. El amor es la base."

Para ser un hombre tan ocupado en su carrera José, padre de dos hijos, pone mucho esfuerzo en su vida personal. Él dice que es un romántico de corazón y recientemente se tatuó el apodo de su esposa (Tami) en su muñeca como sorpresa por su cumpleaños.

"Soy romántico con la gente que quiero, ellos tienen que saber que los amo, y lo saben, puedo sentirlo" - explica - "Mi esposa se hizo un tatuaje y me desafió a hacerlo. Yo no lo hice al principio, porque siempre pensé: 'Urrrgh tiene que doler' y 'no tengo que hacer eso a mi piel', y así sucesivamente."

"Pero fue su cumpleaños y pensé que sería un buen regalo para ella. Así que tengo los nombres de mis hijos y mi esposa en mi muñeca y no fue tan doloroso como pensaba. Fue fácil."

"Para mí, el fin de semana perfecto es cuando estoy en casa con mi familia. Esto es raro y por no ser algo habitual me gusta. Así que tal vez puedo ir a ver a mi hijo jugar al fútbol y luego cenar en un restaurante."

"Mi hijo y mi hija están ahora en unas edades en las que tienen sus propias vidas. No puedo tomar una decisión como hace cinco o seis años, por ejemplo, salir de aquí ahora, tomar un avión y volar a Cerdeña o el sur de Portugal."

La confianza de José en su propio éxito a menudo hace que se le etiquete como el entrenador más arrogante del mundo del fútbol. Eso no le molesta a menos que la persona que le llame arrogante tenga con él una relación personal. Entonces se enfada mucho.

"Si la gente dice que soy un entrenador de fútbol arrogante, tal vez no están tan equivocados. -reflexiona - "Estas personas no me conocen personalmente. No son mis amigos, ni son mi familia."

"Pero si algún familiar o algunos amigos dicen que soy arrogante, eso si me molesta. Porque no soy un amigo arrogante, ni soy un miembro de la familia arrogante. Soy amable."


pasado y presente. Los hijos del técnico se encuentran en plena adolescencia

El día de nuestra charla el Chelsea tenia un extraño fin de semana sin competiciones, lo que significaba que José podía ir a ver a su talentoso hijo de 15 años (José Mario Mourinho Jr, obviamente) jugar al fútbol con su propio club, el Fulham.

"Nunca voy a verlo jugar y este fin de semana puedo, así que lo haré."

Él puede ser uno de los mejores entrenadores pero nunca un padre agresivo de los que van a ver jugar a sus hijos.

"¡Nunca!" - Dice con una sonrisa - "Yo soy el padre más tranquilo del grupo. Voy allí, me pongo en una esquina y no hago comentarios, ninguno. Yo estoy muy tranquilo."

A pesar de que esta es una entrevista inusualmente abierta e íntima con el entrenador del Chelsea, Mourinho no baja la guardia.

En primer lugar me encontré con un guardaespaldas de dos metros que parecía estar convencido de que estaba ocultando un AK47 en mi bolso.

Una vez se aseguró de que llevaba poco más de un bloc de notas, un dictáfono, rímel y el lápiz labial me permitió pasar y esperar al técnico.

José y yo entramos a un vestuario. Él rápidamente se sienta junto a un kit reanimación y una espinillera y yo torpemente me siento a su lado. Él está jugando con su teléfono. Espero cortésmente. Nadie habla. La tensión es palpable.

José sigue tecleando en su teléfono, parece como si prefiriese ser sometido a algún tratamiento en el dentista antes que charlar conmigo. Empiezo a hablar sobre la corona que se marca en su cabello plateado. Mis tres primeras preguntas fueron respondidas con gruñidos y monosilábicos aunque, para ser justos, sonaban bastante sexy con su acento mediterráneo. Me encuentro hablando con él como si fuera tonto. No es sorprendente que esto no me funcione para abrir las compuertas.

Desesperada, me oigo preguntándole cuál es su comida favorita. "Carne". ¿Tú cocinas? "No". ¿Es tu esposa quien lo hace? "Sí". Hasta el momento, no voy a ser la ganadora de un Pulitzer...

Pero, igual que sus equipos, finalmente José comienza a calentarse y se vuelve encantador e irónico. Casi podía llorar de alivio.

Le pregunto si le molesta cuando se acercan los fans para hacerse fotos. Estoy esperando un diplomático 'no' pero él asiente con la cabeza y murmura 'Sí, sí'.

"Para los niños siempre digo que sí, pero con otras personas depende de la situación. Cuando estoy en mi trabajo OK, lo entiendo, normalmente la gente es agradable. Pero si estás en un restaurante almorzando y la gente te para... no es nada agradable."

"O si estas tratando de comprar un par de pantalones o una camisa y la gente te interrumpe... la gente debería respetar esos momentos, pero sé que es parte de mi trabajo. Si digo que me gusta mentiría. Pero es parte de mi trabajo y hay que respetar el trabajo."

El autoproclamado Special One está aquí en calidad de embajador global de Yahoo. Acaba de terminar de juzgar la competición de #Special1s en la búsqueda de los 10 jóvenes más hábiles del planeta (entre ellos dos británicos, Vlad Taraskin de 17 años y Daniel Adjei de 21) y dándoles una sesión de entrenamiento de 90 minutos.




Después de estudiar ciencias del deporte se convirtió en entrenador del equipo juvenil del Vitória de Setúbal, luego tuvo su gran oportunidad como asistente y traductor de Bobby Robson en el Sporting de Lisboa, Porto y más tarde en el Barcelona.

En el equipo culé también fue asistente de su actual rival en Premier League, Louis Van Gaal, y finalmente emprendió su carrera como primer entrenador en el Benfica, União de Leiria y Porto antes de llegar al Chelsea en 2004.

En cuatro años ganó dos títulos de Premier League y el apoyo de los jugadores y los fans. Después de haber ganado títulos en Italia y España el hijo pródigo regresó a Stamford Bridge el año pasado.

Mourinho admite que los días de partido son agotadores: "Estoy de pie durante 90 minutos, camino, grito muchísimo, hablo, analizo..."

Para relajarse después de los encuentros ve series. Recientemente acabó la última temporada de la serie '24' y, al igual que Jack Bauer, José se muestra frío, tranquilo y sereno bajo presión.

Eso sí, que no le llamen arrogante...


Texto: Clemmie Moodie (Mirror.co.uk)
Traducción: MourinhoTv

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Mourinho Tv © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger