Así recuerda Ferguson a Mourinho en su biografia

lunes, 10 de marzo de 2014



"La primera vez que vi una amenaza potencial en Mourinho estaba en su rueda de prensa de presentación en el Chelsea en verano de 2004 : "Yo soy The Special One', anunció José.

"Ese joven arrogante de m..." pensé mientras lo veía dar buen material a la prensa para los titulares. Una voz interior me dijo: hay un chico nuevo en el barrio. No hay manera de discutir con él. No hay forma de combatirlo. Tiene la inteligencia y la confianza para ser el entrenador del Chelsea. Había hablado mucho acerca de José con Carlos y él me dijo: "Es un chico muy inteligente."

Sus conocimientos sobre Mourinho comenzaron cuando ambos se habían cruzado en la universidad. José fue uno de los estudiantes de Carlos en Portugal. "Mi mejor alumno, con diferencia." Con estos datos, lo vi subirse a la ola de las expectativas que él mismo había creado, la ola que lo llevó del Oporto a Londres, a trabajar para Roman Abramovich. José es uno de esos tipos que permanecen más tiempo que otros ahí arriba. Supe inmediatamente que no sería prudente para armar un conflicto psicológico. Tenía que encontrar otra manera de hacerlo caer.

En el período comprendido entre agosto de 2004 y mayo de 2006 ganamos un sólo un trofeo: la Copa de la Liga en 2006. El Chelsea de José ganó la Premier en ambas campañas. Con la caída del Arsenal, la riqueza Abramovich y su talento como entrenador el Chelsea se convirtió en uno de los mayores obstáculos para nuestra rehabilitación.

Tradicionalmente, en nuestra preparación para la nueva temporada, poníamos más énfasis en la segunda mitad de los 38 partidos. Acabamos siempre fuertes. Hay tanto de ciencia como de fuerza mental detrás de nuestras victorias en los meses en los que son verdaderamente importantes. José acababa de llegar, trabajó para un jefe que tenía un montón de dinero y,con mucho entusiasmo, preparó su camino. En otoño de 2004 era necesario un buen comienzo en su primera semana en Stamford Bridge.

Chelsea arrancó con seis puntos de ventaja y no fuimos capaces de llevarles la contraria. Desde el momento en que empezaron a liderar la carrera por el título , José se aseguró de que su equipo iba a ganar muchos partidos con resultados cortos. Todos los ganaban por uno o dos a cero. Conseguía la ventaja y luego la mantenía. El Chelsea se había vuelto extremadamente difícil de marcar. Estaba mucho mejor organizado que antes. Después de la llegada de Mourinho no pude volver a ganar un partido en Stamford Bridge.

La estrategia y el primer enfrentamiento

José trabajó mucho en pretemporada la construcción defensiva, y el jugar con tres hombres detrás en un principio, dos laterales y un rombo en el centro del campo. Es difícil luchar contra esta formación. Nuestro primer encuentro fue en Liga de Campeones en 2004/2005 cuando el Porto de José nos eliminó. Tuve un altercado con él al final de la primera parte, pero a menudo hay disputas con los entrenadores. Con George Graham me pasó cuando estaba en el Arsenal, después nos hicimos buenos amigos. Con Mourinho fue igual. Siempre disponible y muy comunicativo. Creo que se dio cuenta de que estaba tratando con alguien que ya había experimentado todos los extremos del fútbol y ambos disfrutamos de nuestras conversaciones.

Mi indignación en el primer partido fue por el exceso de teatro de los jugadores del Porto. Pensaba que él estaba detrás de mi irritación y fui demasiado lejos. No necesitaba volcar mi enfado contra él. Yo estaba más enfadado con Keane por haber sido expulsado. Esto nos dejó con diez jugadores y Keane suspendido para el partido de vuelta. En el partido en Old Trafford, los árbitros se comportaron de forma extraña. En un ataque Ronaldo pasó al último defensa y lo tiró al suelo. El juez de línea levantó la bandera, pero el juez ruso dejó jugar. El Porto siguió jugando y marcó. Felicité a José al final de nuestra reunión. Cuando un equipo nos gana es imperativo encontrar la forma de desearle todo lo mejor. Nos bebimos una copa de vino y le dije: "Tuviste suerte, espero que la tengas en la próxima ronda."


Una botella de Barca Velha

La siguiente vez que llegaron a Old Trafford trajo con él una botella de vino Barca Velha, y así comenzó una tradición. En el Chelsea el vino era horrible, algo que nunca pude imaginar.

Una vez dijo a Abramovich: "Esto es bazofia". A la semana siguiente me envió una caja de Tignanello. Gran Cosecha, uno de los mejores. Admiro a la gente que muestra sus emociones, como cuando vi a José correr por la banda de Old Trafford, yo también había hecho lo mismo.

Esta victoria en Champions en Reino Unido lanzó a José a ganar al Celtic en la final de la Copa de la UEFA fue un logro. Ganar al United en Old Trafford y luego ganar la Liga de Campeones fue una clara demostración de su talento.

Recuerdo que le decía una vez en 2008: "Yo no sé cuándo voy a retirarme. Es difícil cuando te haces mayor porque tenemos miedo de la reforma." Él contestó que no tenía otros retos en mente, pero, sin duda, quería volver a Inglaterra. Ganó la Liga de Campeones con el Inter y la Liga con el Real Madrid antes de regresar al Chelsea en junio de 2013. Todo el mundo me dice que José maneja muy bien a los jugadores. Es meticuloso con su planificación, se ocupa de todos los detalles. Cuando nos conocimos, pude ver que es una buena persona, con la que se puede bromear. Incluso contaba chistes sobre si mismo. No sé hasta qué punto Wenger o Benítez tendrán esta capacidad.

Ver cómo José se hizo cargo del Real Madrid en 2010 fue fascinante. Fueron los detalles más interesantes que vi en el fútbol con los más intrigantes sistemas de juego, tanto en un partido como en un entrenamiento. Todos los entrenadores que trabajaban allí tenían que someterse a la filosofía de la casa, a los galácticos. Estoy seguro de que cuando contrataron a Mourinho estaban dispuestos a dejarlo imponer su estilo, porque querían ganar la Liga de Campeones.

Es como en todas las profesiones, llevas a alguien del exterior, y de repente todo cambia, y los responsables dicen: "Espera un momento, no sabía que sería así." Seguramente algunos fans en el Bernabeu pensaban: "No estoy contento con él. No pagué por esto, prefiero perder cuatro a cinco que uno a cero."

La fuerza del Barcelona

Por lo tanto, el tiempo de Mourinho en el Real Madrid me atrapó. Fue el mayor reto de su vida profesional. Había demostrado los buenos resultados de sus métodos en Porto, Chelsea e Inter de Milán habían ganado dos Champions con dos clubs diferentes. ¿Sería capaz de rediseñar el Real Madrid a su imagen, a su manera de pensar? Al principio no parecía muy probable que llegara a abandonar sus ideas para cambiar a un fútbol totalmente ofensivo, lleno de exuberancia. Yo sabía que esa no era la manera de tener éxito en el fútbol moderno. El Barcelona ​​ataca de una manera magnífica, pero también es muy agresivo cuando pierde la pelota. Un bloque muy trabajador, colectivo. Desde mi punto de vista, cuando el Real Madrid llegó a tres finales de Liga de Campeones en cinco años tenía a los mejores jugadores: Zidane, Figo, Roberto Carlos, Fernando Hierro, Iker Casillas en la portería y a Claude Makelele en el centro del campo destruyendo todo.

A partir de entonces, se mantuvo la filosofía galáctica, independientemente de la llegada de los jugadores holandeses en masa y David Beckham, Van Nistelrooy, Robinho... pero la Champions se les escapa desde la final de Glasgow en 2002. Mourinho ya había demostrado que podía ganar con grandes clubs, pero quería ver si el misterio se resolvía dejándolo imponer su estilo en Madrid.

No hay duda de que José es pragmático. El principio básico de su sistema es asegurar que su equipo esté invicto. Contra el Barcelona en la Champions sabía que el Inter le daría un 65% de la posesión, todos los equipos lo saben. La táctica de pases del Barcelona invade por completo el centro del campo. Si jugamos con cuatro jugadores allí, ellos ponen cinco, ponemos cinco y ponen seis... Al hacer esto pueden mover el balón por dentro y por fuera, con el apoyo de la defensa. Terminamos mareados viendo la pelota dar vueltas de un lado al otro. Observa un carrusel y te darás cuenta de lo que quiero decir.

Así que José sabía que ante el Barcelona no tendría la pelota a menudo, pero tenía sus armas. Sobre todo la concentración y la posición. Esteban Cambiasso fue una parte clave de este Inter. Si Messi aparecía en el centro, también Cambiasso. El trabajo defensivo en el que todas las tareas están conectados fue fantásticamente eficaz. Más tarde, vi un partido del Real Madrid en el que José hizo tres cambios en los últimos 15 minutos. Fueron a la defensiva, para conservar el resultado. Sin embargo, todo esto fue mucho después de nuestras batallas a mitad de la década, cuando el Chelsea ganó su primera Premier League después de 50 años y volvió a hacerlo doce meses más tarde, en el verano de 2006.


Traducción: MourinhoTv

1 comentario :

  1. Grandes palabras de Ferguson para con Mourinho lo reconoce como gran entrenador y estratega, Es el reconocimiento entre dos titanes de la direccion tecnica.

    ResponderEliminar

 
Mourinho Tv © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger