Entrevista a José Mourinho en The Guardian

jueves, 17 de octubre de 2013



Texto: Dominic Fifield - The Guardian.com
Traducción: Ángeles - MourinhoTv.com

A primera hora de la tarde del miércoles en Cobham José Mourinho, después de haberse refugiado de una fría llovizna incesante otoñal, estaba impaciente por empezar de nuevo con la competición. Los partidos de selecciones habían dejado al manager con sólo un puñado de jugadores del primer equipo. Para romper con la rutina de esa semana tediosa Mourinho viajó a Belgrado para ver Ivanovic y como Serbia derrotaba a Japón, días después en Wembley presenció in situ como Inglaterra lograba clasificarse para el mundial.

En el medio disfrutó de un agradable fin de semana con su familia, pero a lo largo de los días se sentía "vacío" sin partidos de liga que reclamaran su atención. "Me aburrí. Yo no soy el tipo de persona que dice a sus ayudantes que se queden aquí entrenando con cuatro o cinco muchachos que tenemos mientras yo me voy de vacaciones. Yo no hago eso, no puedo hacerlo. Estuve en el campo de entrenamiento todo el tiempo y eso me frustra porque me gusta trabajar con los jugadores y no pude hacerlo. Así que aproveche el tiempo y me preparé para el partido contra el Cardiff de este fin de semana y el del Schalke de la próxima. Fui a ver a Ivanovic el pasado viernes y el partido de Inglaterra el martes. Vi cada partido de mis jugadores en la televisión. Pero uno siempre quiere volver a competir, que todo comience de nuevo."

Figuras como Frank Lampard y John Terry eran pilares fijos en las alineaciones del primer Chelsea de Mourinho y aunque en esta segunda etapa podrían haber pasado a un segundo plano están volviendo a ser importantes ahora. El centrocampista ha tenido minutos en varios partidos y Terry ha jugado desde el inicio en cada partido de Premier League. Los pesos pesados de antaño siguen siendo fundamentales para el proyecto.

Terry ha sufrido mucho desde que Mourinho se fue en 2007: perdió dos veces la capitanía de Inglaterra, se enfrentó a lesiones persistentes y se perdió la final de Champions League por suspensión. A veces se sentía como un actor, la pasada temporada Rafael Benítez no le dio minutos, e incluso el capitán del equipo, el veterano, no es inmune a las dudas.

Ahora todo eso cambió. "Está recuperando su autoestima. En los últimos años no estaba jugando mucho, tenía problemas en el terreno de juego y también fuera del campo, lo suspendieron por diversos motivos, tenía un manager que no confiaba lo suficiente en él. Parecía que, en un determinado momento, su carrera iba en dirección equivocada. Incluso yo desde lejos me preguntaba que le estaba pasando a este hombre ¿Problemas físicos?, ¿problemas psicológicos?. ¿Qué pasa? Estoy feliz porque está demostrando que sigue siendo un gran jugador, juega en una posición donde la edad no hace una gran diferencia. Es una posición en la que los jugadores se basan más en el posicionamiento, en la lectura del juego y de estar en el lugar correcto en el momento adecuado, la experiencia ayuda. Mira cuántos equipos importantes tienen jugadores experimentados en el centro de la defensa. Miras al Barcelona y Carles Puyol está ahí, en el Manchester United esta Rio Ferdinand, Jamie Carragher jugaba en el Liverpool hasta la temporada pasada y fue importante. Muchos clubs importantes cuentan con defensas centrales de 30 a 34 años. John está demostrando su calidad. Creo que por todo lo que hizo en el Chelsea en la última década se merece estar de vuelta."

Luego está Lampard, máximo goleador del club. La responsabilidad de Mourinho es la de transformar a un jugador que marcó en 102 ocasiones con su selección en un Andrea Pirlo inglés, que distribuya el juego con pases en profundidad y mantenga la posesión. Ejercicios personalizados están destinados a ayudarlo a explotar las diferentes cualidades de su juego. "Por supuesto que Frank puede convertirse en eso. Él tiene que adaptarse y aprender todos los días a jugar con este ‘nuevo cuerpo’. Un jugador puede aprender nuevas habilidades a su edad. Yo tengo 50 años, soy entrenador desde el año 2000 y cada día aprendo cosas nuevas, con cada partido, con cada experiencia. Siempre se pueden aprender nuevas habilidades, sobre todo si el jugador tiene su mente abierta, como la tiene él."

"Es un jugador que puede mantener el equilibrio del partido, un jugador que piensa en el juego y puede trabajar con los chicos más jóvenes a su alrededor. Para él es muy bueno que yo este de vuelta porque tenemos una gran confianza. Él sabe que cada decisión que tomo con respecto a él es por el equipo, porque eso es lo más importante, pero también es lo mejor para él. Si un día lo saco en el minuto 70, o si lo dejo en el banquillo o le doy un descanso él sabe que es por su propio bien, aunque no hablemos todos los días, que yo no hago esto con mis jugadores, sabe que lo estoy haciendo por él y que puede que mañana lo necesite para jugar uno o varios partidos. Nuestra confianza y amistad es tan grande que está feliz, tranquilo. En este momento de su carrera era muy importante para él tener a alguien como yo a su lado. Para él es muy bueno."

Ese par, junto a Ashley Cole, terminan su contrato el próximo verano y, sin embargo, se siguen esforzando intensamente como al principio. Las alabanzas de Mourinho sugieren que los internacionales ingleses podrían quedarse en el club blue más allá de este plazo.

"Me gusta ese núcleo principal, no sólo en Inglaterra también cuando trabajé en Portugal, España e Italia. Le debes un poco de respeto al país y a su selección nacional por lo que es importante dar algunas oportunidades a ellos. Para mantener la cultura del país y el estilo del equipo también es muy importante, no puedes perder las características del fútbol local. A veces la gente piensa: 'Ah, queremos que el equipo juegue así o así, como el Barça o el Bayern.' Pero, en primer lugar, Tu tienes que jugar de acuerdo a la cultura del país en el que estas."

"Me gusta la lealtad. También me gusta que los jugadores extranjeros lleguen y se encuentren una columna vertebral, un núcleo de jugadores locales que pueden explicarles dónde están, cómo funcionan las cosas aquí, de la manera que tienen de comportarse e incluso de la forma en que tienen que jugar en esta liga. Tienen que entender a lo que se han unido. Por ejemplo, un jugador Inglés sabe lo que es jugar ocho partidos en las tres semanas en Navidad pero para un extranjero que llegue aquí puede chocarle. Así que necesita a gente a su alrededor que le puedan explicar lo que significa, el por qué tu no puedes quejarte y por qué hay que hacerlo. Lo ideal no es tener sólo jugadores británicos, pero al haber jugadores que se han hecho en el Chelsea si en tres o cuatro años no tenemos otros ingleses para sustituir a este núcleo de jugadores, cuando Lampard tenga 39 años y John 36, me va a entristecer porque cada club necesita eso."

"Así que estamos trabajando en eso (una nueva generación). Tenemos algunos jugadores a cedidos como Chalobah y tenemos otras personas que están trabajando y creciendo en el filial. Su nivel está mejorando. Antes, estos grupos jóvenes en Inglaterra no tenían un buen nivel de competencia, pero ahora hay un campeonato nacional, una Champions League de menores de 19 años y las condiciones de nuestra academia no pueden ser mejores. Las instalaciones y los entrenadores son impresionantes, aunque la calidad del entrenamiento y la filosofía puede ser excelente, lo que realmente necesitan es jugar competiciones para desarrollar los niños."

Mourinho dará buena cuenta de tales observaciones a la comisión de la Asociación de Fútbol cuando lo llamen. El portugués está siempre deseoso de compartir su opinión y, después de haber trabajado con éxito en toda Europa, su experiencia debe ser aprovechada.

El técnico disfruta de su papel como educador en estos días. Participó en un evento de la comunidad Barclays en el campo de entrenamiento donde los entrenadores de fútbol base le habían hecho preguntas sobre su filosofía de entrenamiento. Los entrenadores que habían tomado asientos temporalmente en la sala multimedia oyeron sus anécdotas, tanto si trataban sobre a las tendencias tácticas de hoy en día o sobre su pasado como ayudante e intérprete de Sir Bobby Robson en Portugal y España. Al final del evento José Mourinho realizó estas declaraciones:

"Esperamos que un día, cuando haya terminado mi carrera como entrenador, tenga tiempo para hacer sólo esto. Contar esas historias y ayudar a la próxima generación. A mí me gusta hablar con los entrenadores y la puerta de mi oficina está abierta. Me gustaría hacerlo especialmente con los niños que quieren ser algo o con personas que podrían tener otros puestos de trabajo pero que en realidad sólo aman este deporte. Entiendo su curiosidad, que quieran saber detalles y tratar de aprender a través de la experiencia". Algunas de las personas que asistieron a su audiencia en Cobham estaban vestidas con ropa del Chelsea. Otros, aun con equipaciones de otros equipos, estaban ensimismados con cada una de sus palabras.

La Premier League ha dado la bienvenida de nuevo a Mourinho. Su regreso ha ayudado a compensar el retiro de Sir Alex Ferguson, proporcionando a los seguidores del Chelsea un héroe que acabe con la discordia de la pasada temporada, y a los fans de equipos rivales a un villano que distrae con pantomimas. "No creo que la Premier o el país me extrañaran. Este país tiene una relación demasiado fuerte con el fútbol y la Premier League es demasiado fuerte como para echar de menos a alguien. No es que haya estado desaparecido, pero sí he notado mucho cariño ahora que he regresado."

"Me gusta jugar en casa, sintiendo a los aficionados del Chelsea. Sentir su pasión, sentir que están felices de tenerme a su lado, pero también me gusta jugar fuera y notar a los rivales apoyando a su propio equipo. Creo que me dan una hostilidad que es pura, no es agresividad. Si los aficionados del Chelsea en Norwich están cantando 'José Mourinho', y los otros chicos responden cantando 'Que te jodan, Mourinho', yo no creo que sea una hostilidad agresiva, es mejor eso a que me ignoren. Si un día yo fuera manager del Norwich ellos cantarían mi nombre también. Por ejemplo, en países como España cuando dicen: 'Portugués hijo de puta' tú sabes que es un sentimiento profundo. Es verdadero odio, ellos van en serio. Aquí, incluso la hostilidad es diferente, más en broma. Cuando no estoy ganando sólo soy 'el que no es especial' Lo entiendo y me gusta."

"Es bueno estar de vuelta. Me siento como si yo perteneciera a este lugar. Estuve el martes en Wembley y no celebré la clasificación de Inglaterra para el mundial saltando o bebiendo, porque no está en mi naturaleza, pero por dentro estaba celebrándolo, estaba feliz. Un Mundial sin Inglaterra no es un Mundial. Ellos son uno de los grandes países del fútbol y aunque el equipo nacional no está en su nivel más alto, Inglaterra tiene que estar siempre en un Mundial. Por supuesto, una parte de mí también estaba contenta de que mis jugadores no iban a tener que sufrir la presión de la repesca en noviembre y pueden jugar dos partidos amistosos en lugar de preocuparse por si irían a Brasil. El torneo será mejor teniéndolos a ellos allí."

Sus jugadores regresaron de sus selecciones nacionales para descubrir que su manager había realizado nuevos recursos estadísticos en su ausencia. La puesta a punto está siendo minuciosa hasta el extremo. Realmente no hay nada más para analizar. "Esta semana hemos terminado el trabajo con mi equipo comparando la forma en que defendemos cuando algunos jugadores están en el equipo, y la manera en que defendemos cuando otros no están jugando. Estábamos tratando de dar un enfoque más científico a todo. Quería ver si mis ojos estaban viendo exactamente lo que los números sugieren que deberían ser "¿Y lo hacen?" "Sí. Oh, sí." Eso me dijo con una gran sonrisa y después con un apretón de manos y trabajo por hacer, se fue.


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Mourinho Tv © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger